Santo Domingo Tehuantepec. 18 de Junio del 2016

A las mujeres y hombres de la región del Istmo de Tehuantepec.

A las organizaciones civiles y sociales del estado de Oaxaca.

A todas las hermanas y hermanos de los pueblos de México.

A la opinión pública.

“No podemos cerrar los ojos, ni de día ni de noche,
pero nuestro corazón sigue latiendo”. Mateu

Inédita, absurda y sin sentido son los sucesos que caracterizan la respuesta del gobierno federal a la protesta social. DERECHO HUMANO que abandera la SECCIÓN 22 en Oaxaca y en fechas recientes con cierta vitalidad los padres de familia de diferentes niveles educativos, que lograron despertar la solidaridad de distintos sectores de la sociedad: salud, empresas privadas, artistas y organizaciones civiles.

La escalada de violencia que se han suscitado en los últimos días, nos dan la lectura de que estamos presenciando una respuesta equivocada,  como sello distintivo de un estado que busca perpetuarse en la lógica del poder y la confrontación, en vez de propiciar espacios de diálogo que abran causes a esta fracturada democracia.

El Centro de Derechos Humanos ”Tepeyac” del Istmo de Tehuantepec, A.C. (CDH-TEPEYAC) y la Red de Defensoras y Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca (REDECOM) en nuestra tarea ineludible por favorecer y acompañar procesos en defensa de la vida, no podemos obviar la responsabilidad histórica de expresar nuestra palabra e  indignación ante los hechos que registra nuestra historia reciente.

En aras de construir una sociedad que tenga como premisa para coexistir, PAZ Y DIGNIDAD, manifestamos:

  • Compañeras y compañeros tengan la certeza que como CDH-TEPEYAC y REDECOM seguiremos insistiendo al gobierno federal que asuma su responsabilidad de garantizar y velar un ejercicio pleno de los derechos humanos.
  • Coincidimos con la expresión de la ciudadanía en general, al manifestar que el uso excesivo de la fuerza, detona una violencia acumulada y se desborda en sucesos lamentables.
  • Asumimos al igual que ustedes, que la intromisión de la fuerza pública en el Istmo, para responder a un reclamo de negociación, viene a despertar y a exacerbar una lista de agravios que los pueblos miran como una provocación e impunidad.
  • Constatamos que este tipo de respuesta del gobierno federal, demuestra una vez más, su negligencia e incapacidad para resolver las inconformidades que le plantean los pueblos y organizaciones.
  • Valoramos la sabiduría de mujeres y hombres de los pueblos, colectivos y grupos emergentes a proponer una resistencia creativa, ponderando el sentido de la vida y la construcción de una sociedad justa.
  • Los exhortamos a valorar los procesos que emanan de sus exigencias, de sus formas de resistencia civil y a cuidar que en sus manifestaciones no se integren grupos que lejos de ayudar en sus peticiones le den un sentido negativo a su protesta social. 

Por la defensa de la vida desde la perspectiva de los Derechos Humanos.

CDH-TEPEYAC

¡Trabajo y educación, es la reivindicación!

REDECOM en apoyo a la CNTE